Viviendo el mundial


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Bruno Abraham López Berumen

El ambiente mundialista y la pasión por el futbol es algo que se hace presente cada 4 años, y en los mexicanos provoca siempre un gran entusiasmo, expectativa y las ganas de ver triunfar al equipo tricolor y verlo avanzar partido a partido, celebrando cada gol, gritando cada falta y llorando cada error y derrota.

Este año no es la excepción y sin importar las clases de verano, el horario o las labores cotidianas, en la universidad se vive una autentica fraternidad y unión cada vez que juega la selección mexicana. Con mucha esperanza y nerviosismo, la universidad vivió cada minuto del partido entre México y Suecia donde se escucharon gritos al unisono, reclamos al arbitro y autenticas plegarias para que la selección sacara la casta.

El mundial todavía no termina y México tienen una nueva oportunidad de seguir avanzando a pesar de su derrota. Seguiremos de cerca el avance de la selección nacional pero algo es cierto, el siguiente partido será determinante y todo México estará al filo de su sillón, observando y orando porque el sueño mundialista se haga realidad.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *